Hombre trabajando en un escritorio
Blog
Desk Booking
Hot desking

12 reglas de etiqueta para el uso compartido de escritorios

Publicado:

18 de enero de 2024

Actualizado:

18 de enero de 2024

Compartir mesa es genial. Pero puede convertirse rápidamente en una pesadilla si se introduce sin directrices. Para eso está la etiqueta de los escritorios compartidos. Desde dejar limpios los puestos de trabajo hasta cancelar las reservas de escritorio cuando los empleados se ponen enfermos y utilizar las taquillas para los efectos personales, hay algunas normas importantes para compartir escritorio.

Este artículo incluye 12 prácticas de etiqueta del hot desking que le ayudarán a establecer fácilmente este modelo y a crear sus propias normas. Obviamente, se trata sólo de ejemplos, y deberás desarrollar unas directrices que se ajusten a tu empresa, plantilla y valores. ¿Estás preparado para descubrir cómo este sistema puede mejorar realmente tu experiencia en el puesto y convertir tu oficina flexible en un éxito? 

Definición de etiqueta de escritorio compartido

La etiqueta de los escritorios compartidos explica lo que deben hacer y lo que no deben hacer los equipos híbridos para tener una experiencia productiva y positiva cuando llegan al lugar de trabajo. Por lo tanto, respetar las normas de los escritorios compartidos es un requisito para todos dentro de la empresa. Como verás, estos sencillos principios no sólo se basan en la cortesía y el sentido común, sino también en los valores y la cultura de tu empresa.

Ayudan a sus equipos a utilizar el espacio de oficina y el tiempo de una forma nueva. Recuerde que la experiencia del hot desking puede ser un reto al principio si no se introduce correctamente. Pero si tanto directivos como empleados respetan esta etiqueta, puede ser uno de los modelos de trabajo más agradables y productivos.

🎬 ¿Quieres saber más sobre nuestra misión y cómo podemos ayudarte en tu entorno de trabajo híbrido? ¡Descubre las características de la app deskbird en nuestro vídeo de menos de 2 minutos!

5 prácticas de etiqueta para empleados que comparten escritorio

1. Pida a los miembros de su equipo que reserven una mesa con antelación para evitar conflictos de horarios.

Lo primero y más importante en un entorno de hot desking es evitar los conflictos de horarios. Nada puede ser más irritante y frustrante para su personal que llegar a la oficina y descubrir que alguien ya está sentado donde tenía previsto sentarse ese día. Esto es aún más molesto en un modelo híbrido, ya que la gente no acude a la oficina todos los días. 

Por ello, es crucial que dedique tiempo a explicar a sus equipos la importancia de reservar con antelación. Esto le ayudará a evitar cualquier tipo de tensión e insatisfacción entre sus colaboradores. Para hacerlo de forma sencilla y organizada, le recomendamos que equipe a su personal con soluciones fáciles de usar, como la función de reserva de mesas dedeskbird .

2. Exigir que los teléfonos estén en modo vibración o silencio

La imagen típica de una oficina ajetreada es que es ruidosa. Como en cualquier modelo de trabajo, pedir que los teléfonos estén en modo silencioso es imprescindible en un espacio de trabajo compartido. El espacio abierto provoca muchas interrupciones, a menudo causadas por los teléfonos. No es necesario que la sala sea completamente silenciosa, pero debe mantener un cierto nivel de ruido adecuado para todos. 

Por ejemplo, puede recomendar auriculares, y los empleados pueden poner los dispositivos en vibración o silencio. Sin embargo, las llamadas personales pueden hacerse en una cabina insonorizada o en una pequeña sala de reuniones. Al ofrecer una variedad de soluciones, usted permite a su personal ocuparse de sus asuntos personales y profesionales con total privacidad y sin molestar a nadie más.

3. Recuerde a sus empleados que lleven sus propios dispositivos 

En casa, los empleados tienen configurado su entorno de trabajo, como sus ordenadores, dispositivos y software. Pero cuando llegan al lugar de trabajo, les puede resultar difícil no trabajar con una configuración conocida. Así que, ¿por qué no sugiere a su personal que adopte el modelo "traiga su propio dispositivo" (BYOD)? Pueden utilizar sus propios materiales en lugar de los proporcionados por la empresa. 

Por supuesto, esto debe respetar la naturaleza del trabajo de tu empresa, y debes establecer soluciones de seguridad BYOD. Pero no tener ordenadores dedicados en cada mesa no solo es más manejable, sino que también permite ahorrar costes. La clave está en diseñar una política BYOD con normas claras sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer. Por último, el hecho de que tus compañeros utilicen equipos con los que se sienten cómodos hace que sean más productivos cuando están en la oficina.

👉 ¡Conoce las ventajas y desventajas del BYOD!

persona comiendo pizza en el escritorio
Empleado comiendo en su mesa

4. Pida a sus empleados que se queden en casa si están enfermos

Utilizar un sistema de reserva de escritorios significa que su empresa ya tiene un modelo de trabajo híbrido y que sus equipos están acostumbrados a trabajar desde casa dos días a la semana. Un aprendizaje que tenemos de los últimos años sobre virus y enfermedades es que es mejor evitar reunirse en persona y contagiar a los miembros del personal. 

En un entorno de trabajo compartido, esto es primordial. La regla es sencilla: si estás enfermo, ¡quédate en casa! No hay necesidad de exponer a los compañeros cuando se puede trabajar a distancia, sobre todo porque varios empleados utilizan el mismo escritorio, lo que aumenta el riesgo de contagio. 

Asegúrese de recordar a los miembros de su equipo que cancelen sus reservas de mesa y advierta a su personal de una posible enfermedad que se propague por la oficina para evitar un pico de bajas por enfermedad, especialmente durante la temporada de gripe.

5. Destacar la importancia de dejar el espacio de trabajo tal y como lo encontraron

Un escritorio es un entorno muy personal, a veces incluso personalizado con fotos o adornos. Pero con el escritorio compartido, esta opción no está disponible. Debes dejar el lugar tal y como lo encontraste, limpio y ordenado. No está permitido dejar objetos personales en el escritorio. Todo debe ir en cada rotación, y la empresa sólo puede suministrar papelería básica.

Como acabamos de subrayar, la higiene también es muy importante. Proporciona siempre desinfectantes y pañuelos húmedos para que la gente ordene su lugar en cuanto acabe la sesión. Presta especial atención a cualquier problema de limpieza y asegúrate de abordarlo con respeto para que no vuelva a ocurrir.

👉 ¡Descubre cómo tu equipo puede encontrar fácilmente a sus compañeros y reservar una mesa en su zona de oficina favorita, gracias a nuestra función de plano interactivo!

7 normas sobre el uso compartido de escritorios que los empresarios deben tener en cuenta

1. Invertir en un IWMS y en un software de reserva de mesas

Si tiene previsto implantar el hot desk en su empresa, quizá se pregunte cómo va a organizar las cosas. Le recomendamos que considere la posibilidad de instalar un Sistema Integrado de Gestión del Puesto de Trabajo (IWMS). Le proporcionará información analítica sobre cómo y cuándo se utiliza el espacio. Así podrá optimizar su distribución para hacerla aún más eficiente. Esto te proporcionará información muy valiosa sobre las distintas opciones que puedes ofrecer a tus compañeros de trabajo.

Además, puedes implantar un software de reserva de mesas como deskbird para ayudar a los empleados a encontrar qué puesto está disponible y cuándo. También facilita la creación de vínculos, ya que permite a los empleados elegir con quién trabajan. Además, desarrolla la cultura de empresa y aumenta la cohesión del equipo.

2. Establecer una política de escritorios compartidos

No puede esperar que los empleados compartan el espacio de oficina sin ningún problema si no da directrices explícitas sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer. Crear una política de uso compartido de escritorios es crucial para proporcionar a tu equipo instrucciones y expectativas claras. 

Por ejemplo, su política de "hot desking" puede incluir una lista de comprobación fácil de seguir para el restablecimiento de todo el escritorio, que tendría este aspecto:

  • empaquete siempre sus efectos personales;
  • utiliza desinfectante antes de tocar cualquier superficie;
  • Limpia el espacio de trabajo, incluida la propia mesa, antes de marcharte;
  • cierre la sesión en todas las herramientas y recursos (si no aplica una política BYOD);
  • vuelva a colocar el escritorio y la silla como le gustaría encontrarlos cuando llegue;
  • Vaciar la papelera, si es posible.

Todas estas acciones, si son realizadas por todos, garantizarán un entorno limpio y acogedor .

dos mujeres trabajando con ordenadores portátiles
Hot desking para empleados

3. Forme a su personal sobre los riesgos de ciberseguridad en un espacio de trabajo compartido

Un espacio de oficina compartido implica que distintas personas utilizan los mismos recursos. ¿Qué ocurre si alguien se olvida de cerrar la sesión y la siguiente persona acaba teniendo acceso a datos confidenciales? Por eso la ciberseguridad es aún más importante en un entorno de trabajo flexible y compartido.

Establecer la estrategia adecuada de gestión de riesgos cibernéticos es clave, pero formar a los miembros de su equipo sobre este tema es igual de crucial. Además, sus servidores deben ser a prueba de virus y sus datos deben estar protegidos de infecciones externas e internas. Asegúrese regularmente de que su personal conoce las normas de ciberseguridad que se aplican en su entorno de trabajo híbrido.

💡 Echa un vistazo a las opiniones de nuestros clientes para descubrir qué opinan nuestros usuarios de la aplicación deskbird .

4. Proporcione diferentes tipos de espacio de trabajo para responder a las necesidades de sus empleados

Con el hot desking, replantearse la distribución de la oficina suele ser una gran idea para que el espacio de trabajo sea más ágil y productivo. El sistema de mesas compartidas es la prueba de que el papel de la oficina está cambiando y debe revisarse para satisfacer las necesidades y expectativas de los empleados. 

Dado que los empleados acuden a la oficina para trabajar en distintos tipos de tareas, es fundamental proporcionarles el espacio de trabajo que necesitan para realizar su trabajo en condiciones óptimas. Aquí tienes algunos ejemplos de espacios de trabajo que puedes crear:

  • puestos de trabajo para que la gente trabaje sola;
  • salas de reuniones para interacciones cara a cara;
  • cabinas insonorizadas para llamadas telefónicas y videoconferencias con clientes u otras personas;
  • salas cómodas para que los equipos se sienten y aporten ideas;
  • zonas tranquilas para el trabajo individual;
  • un espacio colectivo para reunirse durante el almuerzo o las pausas.

Al proporcionar estos espacios, puede cubrir todas las diferentes necesidades de sus equipos.

5. Haz que tu oficina sea ergonómica

El bienestar de los empleados es una preocupación seria hoy en día, y debe tenerlo en cuenta a la hora de crear su etiqueta de escritorio compartido. Como organización, es su responsabilidad proporcionar a su equipo las herramientas y el equipo adecuados para que puedan trabajar en las mejores condiciones. El lugar de trabajo debe ser adaptable. Por ejemplo, ofrezca mobiliario ergonómico como:

  • escritorios de altura regulable;
  • diferentes tipos de sillas y opciones de asiento;
  • lámparas de escritorio o luz natural suficiente;
  • monitores de distintos tamaños.

Todas estas características mejoran la salud de sus empleados y tienen efectos positivos en su experiencia y productividad en el lugar de trabajo.

💺 ¡Más información sobre prácticas ergonómicas en el lugar de trabajo!

Compañeros hablando en sus mesas
Empleados que trabajan en mesas compartidas

6. Planificar un sistema de cierre para las pertenencias personales

Un entorno de trabajo flexible también significa que su personal no estará presente todos los días. En una configuración tradicional, suelen disponer de espacios para guardar sus pertenencias de forma segura. Pero en un modelo de escritorio compartido, es posible que simplemente dejen sus bolsos o bicicletas donde puedan. Esto podría dar lugar a un entorno desordenado e inseguro.

La solución es habilitar zonas donde puedan guardar sus pertenencias cuando están trabajando e incluso dejarlas allí si es necesario. Esto garantiza una mayor seguridad y limpieza. Asegúrate de que tus empleados sepan que disponen de estos servicios y establece su uso obligatorio en las normas de uso compartido de escritorios.

7. Implantar un sistema de retroalimentación de los empleados

Cuando proponga una nueva forma de trabajar, preste atención a los sentimientos de su equipo y esté abierto a sugerencias. Si el modelo de hot desking es nuevo en tu empresa, ¿por qué no te planteas conocer las primeras impresiones de tus empleados? Daría tiempo a hacer ajustes y mejorar antes de que las cosas se tuerzan.

Una vez que el proceso esté en marcha, cree un cuestionario de satisfacción de los empleados para prevenir cualquier problema y seguir mejorando la distribución y gestión de su oficina. Proporcione a sus equipos herramientas y plataformas para comunicar sus necesidades y enviar solicitudes de asistencia (puede ser de forma anónima). Esto es crucial para saber si hay algún problema lo antes posible, ya que el objetivo es crear un entorno positivo y dinámico para que todos estén contentos y sean productivos.  

El hot desking va camino de convertirse en uno de los modelos de trabajo más populares gracias a la implantación del modelo híbrido. Sin embargo, la etiqueta del escritorio compartido es fundamental para que sea eficaz y haga prosperar a su personal. La clave está en implantar normas de escritorio compartido para que todo el mundo sepa qué hacer y qué esperar.

El uso de un sistema de gestión de espacios de trabajo es muy recomendable para gestionar tu oficina compartida sin problemas y con éxito. Solicite una demostración gratuita de la aplicacióndeskbird para descubrir todas nuestras funciones de fácil uso, desde la reserva de escritorios hasta el análisis de la oficina y la planificación semanal.

Paulyne

Paulyne es especialista en trabajo híbrido y escribe sobre sostenibilidad, modelos de trabajo flexibles y experiencia de los empleados.

12 reglas de etiqueta para el uso compartido de escritorios